Dengue – Coronavirus

CORONAVIRUS: SALUD BRINDA RECOMENDACIONES
Ante el alerta mundial por el nuevo coronavirus, el Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba brinda recomendaciones a tener en cuenta para prevenir esta infección.
Los síntomas más comunes son fiebre, cansancio, tos seca, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea, asociados o no a síntomas más graves.
El nuevo coronavirus es una cepa particular que no había sido identificada previamente en humanos.
Ante la situación de alerta mundial por el nuevo coronavirus COVID-19, el Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba brinda recomendaciones a tener en cuenta para prevenir esta infección.
Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar un amplio espectro de signos y síntomas en las personas, que van desde el resfrío común hasta el síndrome agudo respiratorio severo (SARS). El nuevo coronavirus es una cepa particular que no había sido identificada previamente en humanos. Por ese motivo, existe poca información sobre su gravedad e impacto clínico.

Síntomas y prevención
Los síntomas más comunes son fiebre, cansancio, tos seca, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea, asociados o no a síntomas graves como dificultad respiratoria. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del 80 por ciento de quienes contraen el virus se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Las personas adultas mayores y las que tienen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar un cuadro grave.
Desde el Ministerio de Salud -en consonancia con guías internacionales- se recomienda adoptar las medidas que se sugieren para prevenir cualquier virus respiratorio:
• Lavarse las manos con frecuencia, con agua segura y jabón -por 40 segundos- o gel a base de alcohol.
• Al estornudar o toser, cubrir boca y nariz con un pañuelo descartable, o con el pliego del codo (no usar las manos).
• En caso de tener síntomas compatibles y haber estado en zonas de cirulación del virus, no automedicarse, evitar asistir a espacios concurridos, y consultar sin demoras a un centro de salud.

La OMS solo recomienda el uso de barbijos (tanto quirúrgicos como comunes) en el caso de personas que presentan síntomas y en el de quienes están a cargo de su cuidado. Las personas que no manifiestan síntomas respiratorios no necesitan usar barbijo.

Es importante que las personas con antecedentes de viaje a China; Italia (regiones de Emilia-Romaña, Lombardía, Piamonte, Veneto); Corea del Sur; Japón e Irán, o estuvieron en contacto estrecho con una persona diagnosticada con coronavirus, y presenten fiebre, tos o dificultad para respirar hasta 14 días después, no se automediquen y busquen atención médica inmediata. La Provincia de Córdoba cuenta con un protocolo de acción para el abordaje de eventuales casos.

Como en todo evento de salud nuevo, las autoridades destacan la necesidad de que todos los actores sociales sean responsables a la hora de comunicar para no alarmar a la población y contribuir a que las personas dispongan de información adecuada para prevenir la enfermedad.


MOSQUITOS Y DENGUE: MITOS Y VERDADES
Es preciso conocer algunos hábitos y características del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue, la chikungunya y el zika. Para evitar posibles criaderos en las viviendas es importante limpiar las canaletas de los desagües de lluvia y tapar los tanques de agua.
Desde el Ministerio de Salud se sostienen operativos de prevención, casa por casa, para reducir los criaderos de mosquitos desde el mes de octubre.

Ante la aparición de casos confirmados de dengue en la provincia de Córdoba, una demanda habitual de la población es que se emprendan operativos de fumigación masiva o espaciales. Si bien esta medida es empleada en etapas de epidemia de la enfermedad, los expertos coinciden que no es un método preventivo y que deben ser empleados en conjunto con otras acciones. Para entender por qué, es preciso conocer algunos hábitos y características del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue, la chikungunya y el zika.

En primer lugar, se trata de un mosquito con gran capacidad reproductiva. «La hembra durante toda su vida puede colocar hasta 700 huevos, en segundo lugar parte de su ciclo de vida se desarrolla en el agua. El rociado espacial solo alcanza a los adultos y no a la etapa acuática del mosquito, de manera que esos huevos o las larvas continuarán con su crecimiento y nacerán de todos modos«, explica Laura López, del programa de Zoonosis del ministerio de Salud.

Por eso, la mejor manera de lograr que haya menos mosquitos es evitar que las hembras encuentren reservorios donde se acumule agua, preferentemente limpia, clara y a la sombra, para depositar sus huevos: tapitas de gaseosa, tachos, baldes, latas, botellas, neumáticos, juguetes o cualquier otro objeto que esté al aire libre debe ser desechado. Si no puede ser eliminado, debe ser dado vuelta, tapado o tratado con larvicidas.

En el caso de los bebederos de animales y floreros, no solo debe cambiarse el agua, sino además limpiar bien las paredes del recipiente, si es con un cepillo mejor. «Esto es porque las hembras colocan sus huevos pegados en las paredes del recipiente y cada vez que se agrega agua y sube el nivel en el recipiente, eclosiona un grupo de huevos. Así, con esta eclosión escalonada, se aseguran la supervivencia aún en condiciones de sequía«, detalla López.

Es importante evitar tener en las viviendas plantas en agua. Aunque parezca que el agua está limpia, las larvas suelen esconderse entre las raíces, razón por la cual no es suficiente con cambiar el agua. Además, hay que prestar atención a los platos que se colocan debajo de las macetas ya que también son lugares que eligen las hembras para oviponer.

Reunión provincial para abordar la situación del dengue
Un mosquito domiciliario
«Si bien el saneamiento de los espacios públicos es importante, es fundamental que cada vecino tome estas precauciones en el hogar, porque el mosquito generalmente habita en las viviendas; cuando las condiciones son propicias encuentra un lugar donde depositar los huevos y no se aleja de allí», advierte la especialista.

De hecho, todas las etapas de la vida de este mosquito transcurren en el entorno domiciliario, ya que las hembras necesitan alimentarse de sangre para poner sus huevos. Cuando no están apareándose o procurando alimento, buscan lugares tranquilos y oscuros para reposar. En general prefieren el interior de las viviendas, dormitorios, baños, cocinas, debajo de piletas, detrás de muebles. Solo ocasionalmente se los encuentra al aire libre, en la vegetación del jardín o en los fondos de las casas.

Al respecto, cabe aclarar que no se han hallado criaderos naturales de Aedes aegypti en ambientes acuáticos donde el sustrato es la tierra, razón por la cual las zanjas, charcos, lagunas, no suelen ser criaderos de esta especie.

Fumigaciones masivas
«Los tratamientos espaciales (fumigaciones masivas) son aplicados ante determinadas situaciones, es una herramienta más a utilizar, pero no la principal. Hay que tener en cuenta que este mosquito tiene gran capacidad adaptativa, por lo cual el uso intensivo de insecticidas puede generar resistencia, y también hay que evaluar el impacto que puede causar en el ambiente«, indica López.

El programa de Zoonosis de estas enfermedades evalúa en forma permanente estas situaciones y las medidas que deben tomarse, por lo cual, decide cuándo es oportuna la fumigación masiva, entre otras acciones.

Control de foco o bloqueo
Es preciso diferenciar esta medida masiva del “control de foco o bloqueo”, que es una acción de emergencia que se implementa ante la ocurrencia de un caso sospechoso de dengue, chikungunya o zika. Consiste en la fumigación intra y peridomiciliaria de la casa de la persona diagnosticada con el virus, las viviendas de la manzana en donde se ubica su casa y de las manzanas de alrededor. Es importante remarcar que esta acción se suma a la fumigación masiva solamente cuando se detecta circulación viral.

También se disponen tareas de eliminación de inservibles y tratamiento con larvicidas a fin de disminuir la cantidad de mosquitos adultos. Estas actividades se acompañan con acciones de educación y comunicación.

Además, desde el Ministerio de Salud se sostienen operativos de prevención, casa por casa, para reducir los criaderos de mosquitos desde el mes de octubre. En ese marco, ya se han visitado más de 60.000 domicilios y se colocaron 160 contenedores en 45 barrios de la ciudad. Asimismo, se han realizado en esta temporada cuatro monitoreos aédicos, en los que se mide la proliferación de larvas de mosquito en la ciudad de Córdoba.