Es intensa la tarea en el invernadero del Vivero Municipal.

Con la colaboración del hombre, la naturaleza está haciendo lo suyo en el invernáculo del Vivero Municipal.

Distintas especies, entre ellas cactus, casuarinas y crataegus, asoman de la tierra acondicionada y acompañada con luz y calor artificial.

Así el Vivero se prepara para llegar con más variedades de árboles y plantas a los vecinos deseosos de mejorar sus jardines y del municipio que los destina al hermoseado de espacios públicos y la reforestación de la ciudad.

0 Comentarios

No existen comentarios aún

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *