Se destruyeron públicamente más de 100 caños de escapes libres o modificados para motos.

Como una forma de visibilizar los problemas que ocasionan los ruidos molestos, esta mañana se destruyeron más de 100 caños de escapes libres o adulterados de motocicletas, las cuales fueron retenidas en su momento por el personal municipal del Área de Tránsito.

En inmediaciones de calles Edison y Tucumán, la gigantesca retro pala del municipio pasó por encima de estos elementos cuyo uso motiva la queja generalizada de la comunidad.

“Hoy, uno de los esfuerzos del municipio en lo que se refiere al Tránsito es retener vehículos que no cumplen con la reglamentación vehicular, provocando contaminación sonora y ocasionando molestias a los vecinos”, indicó el secretario de Gobierno, Agustín López.

En tanto, el responsable del Área de Tránsito, Claudio Venosta, remarcó que una de las metas que se propuso al asumir el cargo, fue la de tratar de eliminar los ruidos molestos para que la sociedad no sufra estos problemas.

Agradeció a todo el personal de Tránsito “porque ellos son los artífices de que se cumplan las Ordenanzas” y solicitó a la comunidad “no malgastar el dinero en caños de escapes libres o modificados y en cambio, invertir esa plata en contar con seguro para el rodado, casco y documentación en regla”.

En la destrucción de los caños de escapes libres, modificados o con sistemas expansivos, estuvo presente el concejal Emiliano Yanchuc, autor del proyecto convertido en Ordenanza que prohibió expresamente la utilización de esos elementos en los motovehículos.

“Esto me llena de satisfacción porque vemos que la normativa se cumple y que viene a dar una solución importante a los ruidos molestos y a la contaminación sonora”, destacó el edil.

0 Comentarios

No existen comentarios aún

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *